jueves, 13 de diciembre de 2012

HONORARIOS PRUEBAS DE A.D.N. EN JUZGADOS

Tabla de precios de honorarios periciales mínimos, según el objeto del dictamen en Catalunya.

Establecidos en orden relativa al pago de los peritajes judiciales a cargo del Departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya (419/2009, de 17 de septiembre).

- Bienes muebles, vehículos, joyas y objetos preciosos: de 40 euros a 65 euros.
- Daños a bienes inmuebles: de 70 euros a 100 euros.
- Maquinaria industrial: de 210 euros a 300 euros.
- Antigüedades y obras de arte: de 210 euros a 300 euros.
- Electrónica, informática y telecomunicaciones: de 210 euros a 300 euros.
- Auditoría y valoraciones empresariales: de 420 euros a 600 euros.
- Informes médicos, psicológicos y de los profesionales sanitarios incluidas pruebas genéticas de ADN: de 350 euros a 500 euros.
- Comprobaciones topográficas, edificación: de 280 euros a 400 euros
- Periciales caligráficas: de 210 euros a 300 euros.
- Valoraciones bienes inmuebles, hipotecarios: de 210 euros a 300 euros.
- Ambientales: de 280 euros a 400 euros.
- Peritajes acordados en ejecuciones sociales: de 110 euros a 150 euros.

lunes, 6 de septiembre de 2010

PRUEBAS DE ADN - GATTACA®

Las pruebas de ADN que se solicitan al Instituto de Peritaje Forense se realizan en Laboratorios seleccionados que pertenecen al Grupo Español y Portugués de la Sociedad Internacional de Genética Forense (GEP-ISFG). Nuestro laboratorio participa en los más rigurosos controles de calidad organizados por el Instituto Nacional de Toxicología - organismo dependiente del Ministerio de Justicia Español - y la Sociedad Internacional de Genética Forense (ISFG). En nuestros análisis empleamos exclusivamente los protocolos y los marcadores genéticos recomendados por la ISFG y el STADNAP (Standardization of DNA Profiling Techniques in the European Union).
Para información sobre precios o para encargar servicios puede enviar e.mail o llamar 637538039.

HUELLA GENETICA = PERFIL GENÉTICO INDIVIDUAL

El Perfil Genético Individual es un informe detallado ue recoge todos los datos que puede ofrecer un análisis de ADN. Ha sido creado especialmente para personas ue quieran conocer y archivar su huella genética, de manera que pueda ser utilizada en situaciones futuras que lo requieran. La utilidad de conocer esta información es incalculable en los siguientes casos:
1. Niños adoptados en los que no exista la posibilidad de obtener muestras de familiares biologicos directos. Conocer el perfil genético de estos niños es imprescindible en caso de accidente o desaparición, ya que confrontandolo esta identidad registrada con la de restos biológicos encontrados.
2. Familiares fallecidos a los que se decida incinerar. Previamente y como medida preventiva, se puede conservar la huella genética para situaciones futuras que lo requieran, ya que una vez incinerados será imposible realizar estudios de ADN.
Para información sobre precios o para encargar servicios puede enviar e.mail o llamar 637538039

jueves, 27 de mayo de 2010

PRUEBAS DE A.D.N. CON TARIFAS DE PRECIOS 2010

Investigación biológica de parentesco:
1- Estudios de filiación (2 o 3 muestras): 600,00 euros.
-Por persona adicional: 200,00 euros.
-Con muestras procedentes de exhumación: 800,00 euros.
-Con muestras del entorno familiar (cepillos de dientes, maquinilla): 700,00 euros.
2- Parentesco vía paterna (hermandad u otro tipo) dos personas, estudio Cromosoma Y: 400,00 euros.
-Por persona adicional: 200,00 euros.
-Con muestras procedentes de exhumación: 600,00 euros.
-Con muestras del entorno familiar (cepillos de dientes, maquinilla): 500,00 euros.
3- Parentesco vía materna, dos personas, ADN Mitocondrial: 500,00 euros.
-Por persona adicional: 250,00 euros.
-Con muestras procedentes de exhumación o del entorno familiar (cepillos de dientes, maquinilla...): 650,00 euros.
Individualización genética (perfil genético de STRs autosómicos):
-Por persona o muestra forense (sangre, semen): 200,00 euros.
-Por muestra procedente de exhumación o del entorno familiar (cepillos de dientes, maquinilla): 300,00 euros.
ADN antiguo:
-Por persona de referencia: 300,00 euros.
-Por muestra forense: 700,00 euros.
Otros Estudios de ADN:
-Por muestra para estudio microbiológico: 200,00 euros.
-Por muestra para estudio de especie (animal, vegetal...): 200,00 euros.

miércoles, 19 de mayo de 2010

¿Cuándo es preciso de este análisis (ADN paternidad)?


Empleando técnicas de amplificación y secuenciación, se pueden resolver pericias con una seguridad absoluta, tanto en la asignación como en la exclusión de paternidad. Las pruebas de investigación biológica de la paternidad mediante análisis de ADN están aceptadas por los tribunales de todo el mundo como el método de identificación más preciso que existe en la actualidad. Esto se debe a que permite obtener probabilidades de paternidad superiores al 99.99% (la mayoría de los juzgados del mundo aceptan 99.0% como prueba válida).Aplicando estas técnicas es posible, inclusive, determinar la paternidad de personas fallecidas realizando un análisis genético de sus familiares cercanos. De igual modo, las técnicas genéticas se aplican en la investigación biológica de la maternidad. Información

¿Qué es el análisis de ADN de paternidad?

Dentro de las células, el ADN sufre un proceso de plegamiento y empaquetamiento dando lugar a los cromosomas. Los humanos poseemos 46 cromosomas: 23 procedentes de la madre y 23 aportados por el padre. ésta es la base de los análisis de paternidad, ya que, estudiando una serie de marcadores genéticos situados en los diferentes cromosomas (los STRs, o "secuencias cortas repetidas en tándem") es posible determinar de forma inequívoca la paternidad de un individuo. Hoy, estos marcadores genéticos son los elegidos tanto en investigaciones forenses como así también en los estudios de vínculo biológico de parentesco. Información.

¿Qué es el ADN?

La molécula de ADN (ácido desoxirribonucleico) es la portadora de toda la información genética que pasa de una generación a la siguiente, y contiene todas las instrucciones necesarias para la formación de un organismo nuevo así como para el control de todas las actividades de las células durante el tiempo de vida del organismo. Está presente en todos los seres vivos, desde virus y bacterias hasta plantas y animales.En los organismos superiores el ADN es único e invariable -a lo largo de toda la vida- para cada individuo de cada especie. Esta característica es lo que se conoce como "huella genética", y es la base de los estudios de identificación de individuos. Salvo unas pocas excepciones (glóbulos rojos en mamíferos, por ejemplo), todas las células de un organismo vivo tienen ADN. Gracias a ello es posible extraerlo a partir de cualquier muestra biológica.

REAL DECRETO 1977/2008, de 28 de noviembre, por el que se regula la composición y funciones de la Comisión Nacional para el uso forense del ADN.

La Ley Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, en su disposición final primera, apartado cuarto, vino a añadir a la Ley de Enjuiciamiento Criminal una nueva disposición adicional tercera, de acuerdo con la cual el Gobierno, a propuesta conjunta de los Ministerios de Justicia y del Interior, y previos los informes legalmente procedentes, regularía mediante real decreto la estructura, composición, organización y funcionamiento de la Comisión nacional sobre el uso forense del ADN. Esa Ley establece, de forma general,
que a dicha Comisión Nacional le corresponderán distintas funciones relacionadas con la acreditación, la coordinación, la elaboración de protocolos oficiales y la determinación de la condiciones de seguridad de los laboratorios facultados para contrastar perfiles genéticos en la investigación y persecución de delitos y la identificación de cadáveres.
La reciente Ley Orgánica 10/2007, de 8 de octubre, reguladora de la base de datos policial sobre identificaciones con datos obtenidos a partir del ADN, ha encomendado a la Comisión Nacional sobre el uso forense del ADN, en su artículo 5, la función especifica de acreditación de todos aquellos laboratorios que realicen análisis de ADN y aporten perfiles genéticos a la base de datos policial sobre identificadores obtenidos a partir del ADN. De acuerdo con dicho precepto, sólo podrán realizar análisis del ADN para identificación genética en los casos contemplados en esa ley los laboratorios acreditados a tal fin por la Comisión Nacional para el uso forense del ADN que superen los controles periódicos de calidad a que deban someterse.
A la vista de estas previsiones resulta imprescindible la puesta en marcha de la Comisión Nacional para el uso forense del ADN, y tras la que late un interés público evidente en el buen funcionamiento de la Administración de Justicia y como garantía en los procesos penales que de manera creciente emplean el ADN en materia de prueba.
Constituye, pues, el objeto de este real decreto la regulación de la Comisión Nacional para el uso forense del ADN, como órgano colegiado adscrito al Ministerio de Justicia.

La norma regula, asimismo, cuáles son las funciones de la Comisión y su composición, en la cual se contempla la presencia de un Magistrado, un Fiscal, representantes del Instituto Nacional de Toxicología y de Ciencias Forenses, de la Comisaría General de Policía Científica y de la Jefatura de Policía Judicial de la Guardia Civil, representantes de las policías autonómicas que cuentan con laboratorios de ADN que se hayan integrado en la base de datos policial sobre identificadores obtenidos a partir del ADN, así como de expertos en bioética y genética.
Habida cuenta de las tareas técnicas que han de corresponder a la Comisión Nacional para el uso forense del ADN, se ha considerado que la misma puede situarse en la órbita del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, dada su acreditada experiencia y prestigio como centro de referencia y de control de calidad en el ámbito de la genética forense.
Por lo demás, se establecen las normas de funcionamiento que han de hacer posible que la Comisión Nacional para el uso de ADN cumpla sus funciones. En especial, se regula el procedimiento que el nuevo órgano ha de seguir para la evaluación de los laboratorios de análisis de ADN.
En su virtud, a propuesta de los Ministros de Justicia y del Interior, previa aprobación de la Ministra de Administraciones Públicas, de acuerdo con el Consejo de Estado, y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 28 de noviembre de 2008,
D I S P O N G O :
Artículo 1. Objeto.
Este Real Decreto tiene por objeto regular la estructura, composición, organización y funcionamiento de la Comisión Nacional sobre el uso forense del ADN.
Artículo 2. Naturaleza.
1. La Comisión Nacional para el uso forense del ADN es un órgano colegiado adscrito orgánicamente al Ministerio de Justicia, que depende jerárquicamente de la Secretaría de Estado de Justicia.
2. El funcionamiento de la Comisión Nacional para el uso forense del ADN se regirá por lo dispuesto en este real decreto y en el capítulo II del título II de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.
Artículo 3. Funciones.
La Comisión Nacional para el uso forense del ADN desempeñará las siguientes funciones:
a) La acreditación de los laboratorios que estén facultados para contrastar perfiles genéticos en la investigación y persecución de delitos y la identificación de cadáveres o averiguación de personas desaparecidas; así como evaluar su cumplimiento y establecer los controles oficiales de calidad a los que deban someterse de forma periódica los mencionados laboratorios.
No se acreditarán laboratorios que no cuenten previamente con la certificación de calidad otorgada por la entidad de acreditación correspondiente.
A tal fin, la Comisión nacional para el uso forense del ADN establecerá, de acuerdo con los criterios que se propongan por la Comisión técnica permanente, los estándares científicos, los sistemas de acreditación y los controles oficiales de calidad a los que deberán someterse los laboratorios que realicen análisis de ADN, en atención a las especialidades que efectivamente vayan a realizar, y aporten perfiles genéticos a la base de datos policial sobre identificadores obtenidos a partir del ADN.
b) El establecimiento de criterios de coordinación entre los laboratorios a que se refiere a la letra anterior, así como el estudio de todos aquellos aspectos científicos y técnicos, organizativos, éticos y legales que garanticen el buen funcionamiento de los laboratorios que integran la base de datos policial sobre identificadores obtenidos a partir del ADN, como base de datos nacional de perfiles de ADN.
c) La elaboración y aprobación de los protocolos técnicos oficiales sobre la obtención, conservación y análisis de las muestras, incluida la determinación de los marcadores homogéneos sobre los que los laboratorios acreditados han de realizar los análisis.
d) La determinación de las condiciones de seguridad en su custodia y la fijación de todas aquellas medidas que garanticen la estricta confidencialidad y reserva de las muestras, los análisis y los datos que se obtengan de los mismos, de conformidad con lo establecido en las leyes.
e) El mantenimiento de relaciones de colaboración con los organismos de otros Estados responsables del análisis del ADN con fines de investigación y persecución de delitos y la identificación de restos cadavéricos o de averiguación de personas desaparecidas, sin perjuicio de las actuaciones que correspondan a los Ministerios de Justicia y del Interior en relación con dichas materias.
f) La formulación de las propuestas, a los Ministerios de Justicia y del Interior, que se estimen necesarias para la eficacia de la investigación y persecución de delitos y la identificación de cadáveres.
g) La propuesta de Convenios con otras entidades para favorecer la realización de procedimientos de acreditación, así como de colaboración con laboratorios no incluidos en la base de datos policial sobre identificadores obtenidos a partir del ADN.
h) La elaboración de una memoria anual, para su remisión a los Ministerios de Justicia y del Interior.
i) La aprobación de las normas y procedimientos internos de actuación para el ejercicio de las funciones encomendadas en este real decreto.
Artículo 4. Composición.
1. La Comisión Nacional para el uso forense de ADN está integrada por los siguientes miembros:
a) Presidente: El Director General de Relaciones con la Administración de Justicia.
b) Vicepresidentes: El Director del Instituto Nacional de Toxicología y de Ciencias Forenses y el representante de la Secretaría de Estado de Seguridad designado por su titular.
c) Vocales:
Un funcionario adscrito a los laboratorios de la Comisaría General de Policía Científica, designado por el Director General de la Policía y la Guardia Civil.
Un funcionario de la Jefatura de Policía Judicial de la Guardia Civil, designado por el Director General de la Policía y la Guardia Civil. Un magistrado designado por el Ministro de Justicia.
Un fiscal designado por el Ministro de Justicia.
Un experto en bioética designado por el Ministro de Justicia.
Un experto en genética designado por el Ministro de Ciencia e Innovación.
Un experto en genética médica y patología molecular del Sistema Nacional de Salud designado por el Ministro de Sanidad y Consumo.
Un médico forense designado por el Ministro de Justicia.
Un facultativo del Instituto Nacional de Toxicología y de Ciencias Forenses designado por su Director, que actuará como secretario de la Comisión.
2. Cuando los ficheros o bases de ADN de las policías autonómicas se integren en la base de datos policial sobre identificadores obtenidos a partir del ADN y se suscriba el acuerdo correspondiente, también serán vocales de la Comisión Nacional para el uso forense del ADN:
Un representante de la base de datos de ADN dependiente de los Mossos d’Esquadra.
Un representante de la base de datos de ADN dependiente de la Ertzaitnza.
Artículo 5. Reuniones de la Comisión Nacional para el uso forense del ADN.
La Comisión Nacional para el uso forense del ADN se reunirá, al menos, una vez al trimestre, así como cuando lo exija el cumplimiento de sus funciones.
Artículo 6. Comisión técnica permanente.
1. Dentro de la Comisión Nacional para el uso forense del ADN se constituye la Comisión técnica permanente, para la propuesta de criterios de investigación científica y técnica, así como para la proposición a la Comisión Nacional de los criterios correspondientes a las funciones del artículo 3.a).
2. La Comisión técnica permanente estará presidida por el Director del Instituto Nacional de Toxicología y de Ciencias Forenses e integrada por los representantes de los laboratorios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y el facultativo designado por el Instituto Nacional de Toxicología y de Ciencias Forenses, que también actuará como secretario.
Artículo 7. Colaboración y asesoramiento.
La Comisión, a iniciativa de su Presidente, podrá solicitar la colaboración y el asesoramiento del personal adscrito a los distintos laboratorios de análisis del ADN con fines de investigación criminal o de identificación de desaparecidos, así como de las bases de datos de ADN, para el ejercicio de sus funciones.
Artículo 8. Procedimiento de evaluación de laboratorios de análisis de ADN.
1. La Comisión Nacional para el uso forense del ADN propondrá a los laboratorios que pretendan realizar contrastes de perfiles genéticos en la investigación y persecución de delitos y la identificación de cadáveres el desarrollo de las medidas de garantía de la calidad que establezca la norma europea de acreditación vigente. A tal fin establecerá los plazos pertinentes para hacer efectiva la adecuación de los laboratorios a dicha norma, así como el procedimiento de evaluación y documentación.
2. En cualquier caso, los laboratorios se someterán a los controles periódicos de calidad que hayan de efectuarse de acuerdo con la norma europea de acreditación vigente.
3. En caso de que se detecten deficiencias en estos controles periódicos, la Comisión Nacional para el uso forense del ADN requerirá al laboratorio de que se trate para que aquéllas sean subsanadas en un plazo de dos meses.
4. En caso de que un laboratorio no subsane las deficiencias detectadas, la Comisión Nacional para el uso forense del ADN le retirará la acreditación, sin que por parte del laboratorio pueda solicitarse una nueva hasta que se haya subsanado la causa que la hubiera determinado.
Contra esta resolución de la Comisión Nacional para el uso forense del ADN se podrá interponer recurso de alzada ante el Secretario de Estado de Justicia.
Disposición adicional única. Apoyo administrativo.
El Instituto Nacional de Toxicología proporcionará a la Comisión Nacional para el uso forense de ADN los medios personales y materiales necesarios para el eficaz desarrollo de sus funciones.
Disposición final primera. Habilitación normativa.
Se autoriza a los Ministerios de Justicia y del Interior para que dicten las disposiciones precisas para el buen funcionamiento de la Comisión Nacional para el uso forense del ADN.
Disposición final segunda. Entrada en vigor.
Este real decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».
Dado en Madrid, el 28 de noviembre de 2008.
JUAN CARLOS R.
La Vicepresidenta Primera del Gobierno y Ministra de la Presidencia, MARÍA TERESA FERNÁNDEZ DE LA VEGA SANZ

miércoles, 5 de mayo de 2010

PROGRAMA FÉNIX - IDENTIFICACIÓN DESAPARECIDOS POR A.D.N.

¿QUÉ ES EL PROGRAMA FÉNIX?
El Programa FENIX pretende la identificación de los restos humanos que permanecen anónimos y que hasta este momento no han podido ser identificados por medio de otras técnicas (pertenencias personales, estudios antropológicos, odontológicos, radiográficos, etc ...), a través del análisis del ADN de dichos restos y de muestras biológicas facilitadas voluntariamente por familiares directos.Para conseguir este propósito, ha sido necesario crear dos registros completamente independientes, siendo este el primer programa que se pone en práctica en todo el mundo que supone la creación de una base de datos de identificación de ADN con exclusivo interés civil, social y humano.
¿CÓMO FUNCIONA FÉNIX?
Se han constituido dos bases de datos completamente independientes conteniendo:
Base A: ADN de los restos no identificados, que se denominan Datos DUBITADOS o CUESTIONADOS.
Base B: ADN de los familiares directos que voluntariamente hayan donado una muestra biológica para ser analizada. Estos son los Datos INDUBITADOS o de REFERENCIA.
Para lograr las identificaciones, los datos obtenidos del ADN de unos restos determinados se comparan automáticamente con los datos existentes en ese momento de todos los familiares y se verifica si existen similitudes en el ADN que permitan la identificación de los restos.
¿QUIÉN PUEDE COLABORAR VOLUNTARIAMENTE EN FÉNIX?
Todas las personas que sean familiares directos o que genéticamente puedan compartir ADN de interés en la identificación humana y que voluntariamente quieran donar una muestra biológica para su análisis.
Los criterios exactos de selección y aceptación dependen de cada caso particular, y dependerán básicamente de la relación familiar que se tenga con la persona desaparecida y el número total de familiares (ascendientes, descendientes,..) que deseen colaborar.
Será requisito indispensable que la desaparición de la persona que se intenta identificar haya sido denunciada legalmente ante las autoridades judiciales y/ o policiales.
¿QUÉ RESULTADOS SE PUEDEN ESPERAR? ¿CUÁNDO Y CÓMO?
Con el análisis progresivo de todos los restos no identificados es de esperar que en unos pocos años las bases puedan quedar completadas o al menos conteniendo un número elevado de perfiles de ADN. Hay que señalar que esta tarea no está exenta de una gran complejidad y exige el máximo de esfuerzo, meticulosidad y pericia técnica.
Llegado ese momento, se podrá garantizar la identificación de todos los restos óseos cuyos familiares hayan cedido voluntariamente una muestra biológica de referencia.
Como es lógico, el máximo número de identificaciones se irá obteniendo a medida que ambas bases se vayan completando. Mientras tanto, el número de identificaciones será proporcional al número de muestras analizadas y siempre irá en aumento.
La comunicación que se establece entre los familiares y el Programa Fénix es personal y confidencial, de tal modo que una identificación positiva sólo es comunicada a los familiares y a las autoridades judiciales y policiales que entiendan del caso.
¿QUÉ RESULTADOS NO SE PUEDEN CONSEGUIR CON FÉNIX?
En torno a este Programa de Identificación Genética se pueden crear falsas esperanzas y expectativas erróneas que conviene aclarar desde un primer momento:
1. No se podrá identificar a todos los restos óseos que existen en la actualidad sin identificar, y ello por dos motivos:
En primer lugar, y también razón muy importante, porque no todos los restos sin identificar pertenecen a ciudadanos del estado español, sino que, por motivos migracionales, de turismo o de otro tipo, pueden pertenecer a personas extranjeras con las que no exista posibilidad de comparar - inicialmente - el ADN con sus familiares.
En segundo lugar, porque, muy probablemente, no todas las familias de desaparecidos (por muy diversos motivos) cederán muestras de referencia para su análisis.
2. No se podrá encontrar a todas las personas desaparecidas, por dos motivos:
Primero, y esto es siempre un motivo de esperanza, porque la gran mayoría de las personas que han desaparecido en un determinado momento no han fallecido, si no que simplemente no han contactado con su lugar de origen.
Segundo, porque habrá personas que hayan desaparecido, e incluso fallecido, pero sus restos no han sido encontrados aun.
Por lo tanto, lo que el Programa Fénix puede garantizar es que los restos de personas cuyos familiares hayan cedido muestras para comparar, serán finalmente identificados.
VOLUNTARIEDAD, CONFIDENCIALIDAD Y DISPONIBILIDAD DE DATOS.
Las bases de datos de FÉNIX tienen un carácter confidencial y restringido. Están sometidas a todos los controles impuestos por la legislación vigente en nuestro país sobre secreto profesional, bases de datos informatizadas y tratamiento de la información confidencial.
La base de datos de FÉNIX ha sido considerada Fichero de utilidad pública, inscrita en el Registro General de Protección de Datos (Ley Orgánica 15/99, de Protección de Datos de Carácter Personal), y tiene en la Universidad de Granada y en la Dirección General de la Guardia Civil los máximos garantes.
Tres características deben destacarse:
A) VOLUNTARIEDAD.
Si todas las muestras de restos óseos han de ser tomadas con la autorización judicial pertinente, las muestras de referencia de los familiares sólo serán admitidas si se ceden con consentimiento válido expreso por parte del familiar donante. Por ello, todo familiar que quiera donar una muestra lo habrá de hacer tras ser informado de forma clara e inteligible del uso que se le va a dar a la muestra biológica - exclusivamente el de la identificación de restos de personas desaparecidas- y el donante habrá de firmar autorizando la toma de la muestra.
Desde el punto de vista práctico, esta actuación es equiparable a las derivadas de los actos médicos, en las que existe un consentimiento autorizado para un uso especifico y particular de las muestras biológicas que se ceden.
En el Programa FÉNIX, el único uso de las muestras biológicas es el de obtener datos de ADN de interés en la identificación humana para comparar con los ADN procedentes de restos de personas no identificadas. Cualquier otro uso, que pudiera darse a la muestra, será ilegal.
B) DISPONIBILIDAD DE LOS DATOS.
Cualquier persona que haya cedido una muestra biológica de la que se han obtenido datos de identificación tiene, en todo momento, pleno derecho sobre la muestra y sobre los datos de ella derivados. Esto significa que los datos almacenados de esa persona en el registro de referencia podrían ser eliminados en cualquier momento si así es requerido de modo libre y voluntario por el interesado.
Por otra parte, de modo automático, una vez se hayan establecido identificaciones en base a unos datos. los mismos, al no tener ya mas interés, serán automáticamente eliminados de la base de datos. Las personas donantes tienen derecho a recibir información personal y directa sobre la marcha del procedimiento.
C) CONFIDENCIALIDAD. MECANISMOS DE SEGURIDAD Y CONTROL.
Todos los datos son confidenciales y serán tratados de acuerdo a las normas profesionales de secreto en todas las actuaciones. La confidencialidad se garantiza en base a la profesionalidad de las instituciones colaboradoras y, de modo formal, con las siguientes disposiciones:
1. Acceso local único. Sólo un número limitado de personas pertenecientes a las dos instituciones patrocinadoras, pueden tener acceso a la base de datos, que físicamente ha de residir en un ordenador personal, con claves de acceso controladas y cuyo único uso ha de ser el de comparación de perfiles de ADN para efectuar identificación de restos humanos.
2. Disociación de datos. La codificación del ADN se hace en base a una secuencia alfanumérica (números y letras) que en ningún caso describe características de las personas. Cada muestra biológica de un familiar será identificada a través de un código de barras, que estará recogido en un ordenador personal, con clave de acceso controlada, y cuyo único uso será el de asociar nombres a perfiles de ADN. Este ordenador sólo se usará cuando se produzcan identificaciones.
3. Por lo tanto, en ningún momento se puede conocer la identidad de las personas cuando se trabaje en la fase de comparación de perfiles de ADN, sino que ello requerirá un proceso independiente que deberán realizar personas especialmente habilitadas para ello.
4. Eliminación de datos. Todos los datos de una persona serán eliminados cuando esta persona lo solicite y, en cualquier caso, cuando en base a los mismos se haya conseguido la identificación de unos restos óseos.El día y hora en que estos datos se borran de la base de datos y en que se destruyen por incineración las muestras biológicas serán comunicados por correo certificado a la persona interesada.
5. Informe final. El informe final se redactará de acuerdo con las exigencias técnicas y legales establecidas para cualquier prueba pericial médica y criminalística de relevancia judicial.
Desde los primeros pasos de Fénix diversos países del área iberoamericana se mostraron interesados en su desarrollo. Algunos, incluso, pretenden poner en marcha un programa similar, dándose el caso de que, como en Colombia, se pretende se denomine "Fénix-Colombia".
En este país, Colombia, responsables del Laboratorio de Genética del CTI (Centro Técnico de Investigación), adscrito a la Fiscalía General de la Nación, pretenden instaurar un sistema de identificación genética de personas desaparecidas para paliar el gravísimo problema que en este sentido genera el elevado índice de violencia producido tanto por la actuación de la guerrilla como por otras bandas de delincuencia organizada fundamentalmente relacionadas con el narcotráfico.
En Chile, el Servicio Médico Legal y por orden del Parlamento de este país, pondrá en marcha una base de datos de muestras de detenidos-desaparecidos, habiéndose solicitado la colaboración del Programa Fénix.
En USA, el FBI se encuentra en proceso de realización de una base de datos similar a la Fénix española, pero inicialmente restringida a menores desaparecidos.
El problema de los Desaparecidos en España, ha hecho que se hayan organizado diversas Asociaciones que agrupan a las familias que sufren la desaparición de seres queridos.

HUELLA GENÉTICA

La huella genética tiene más de 20 años como método de identificación universal.
La huella genética, la identificación de un ser vivo, sea humano o no, por las características singulares de su genoma, se ha convertido en un método de identificación universal en todas las aplicaciones en que es factible, con una aceptación que hace 20 años apenas se vislumbraba.
Alec Jeffreys ha rememorado en declaraciones el momento en que se dio cuenta de la importancia de lo que tenía entre manos. "Mi vida cambió en la mañana del lunes 11 de septiembre de 1984, a las 9.05”. Estábamos obteniendo patrones extraordinariamente variables de ADN, incluyendo el de nuestro técnico de laboratorio y su madre y su padre, así como de muestras no humanas. Mi primera reacción a estos resultados fue 'esto es demasiado complicado' y de repente me di cuenta de que teníamos una huella genética."
Como siempre que se da un descubrimiento accidental en ciencia, no es tan accidental, porque el científico que lo realiza se da cuenta de lo que ha conseguido y de sus implicaciones. En este caso, Jeffreys y su equipo pensaron inmediatamente en algunas aplicaciones como los casos criminales, de paternidad y la identificación de gemelos verdaderos, así como el trabajo en conservación y diversidad en especies no humanas. Luego pensaron en la dimensión de la inmigración, como método de identificación de personas sobre las que no se poseía documentación fiable.
El primer caso de inmigración, recuerda Jeffreys, llegó enseguida, sorprendentemente. Se trataba de un chico originario de Ghana al que, al volver de un viaje a su país, se le negó la residencia porque su documentación parecía falsificada. Las pruebas de ADN demostraron con un 99,997% de probabilidad, que era hermano de los demás hijos de su madre, de nacionalidad británica, por lo que pudo quedarse en el Reino Unido.
Otro caso, de los primeros internacionales, fue el de Josef Mengele, criminal de guerra nazi, cuyos supuestos restos fueron descubiertos en 1985 en un cementerio brasileño. En 1988 se comparó el ADN extraído de un hueso del esqueleto con el ADN de la sangre de la esposa y el hijo de Mengele. La conclusión, con un 99,94% de probabilidad fue positiva para la identificación de los restos encontrados como los pertenecientes a Mengele.
La aceptación de la huella genética como método forense, en casos criminales, tardó bastante más. La condena de una persona sobre esta base fue considerada durante años demasiado aventurada, a pesar de que su comparación con otros métodos menos precisos, como la identificación visual, le beneficiaba. Sin embargo, el perfeccionamiento y la normalización del método han llevado a su aceptación universal. En casos recientes, se ha exonerado a personas condenadas incluso a cadena perpetua y a la pena de muerte en su momento, sobre la base de su ADN. El primer caso fue el del estadounidense Kirk Bloodsworth, condenado a la pena de muerte en 1985 por el asesinato y violación de una niña de nueve años. La revisión del caso se produjo en 1992 con el resultado de que Bloodsworth quedó en libertad en 1993.